Se dicen los poemas que ensanchan los pulmones de cuantos, asfixiados, piden ser, piden ritmo, piden ley para aquello que sienten excesivo.
Poesía para el pobre, poesía necesaria como el pan de cada día,como el aire que exigimos trece veces por minuto, para ser y en tanto somos dar un sí que glorifica.
Maldigo la poesía concebida como un lujo cultural por los neutrales que, lavándose las manos, se desentienden y evaden. Maldigo la poesía de quien no toma partido hasta mancharse.
No es una poesía gota a gota pensada. No es un bello producto. No es un fruto perfecto. Es algo como el aire que todos respiramos y es el canto que espacia cuanto dentro llevamos.
Son palabras que todos repetimos sintiendo como nuestras, y vuelan. Son más que lo mentado. Son lo más necesario: lo que no tiene nombre. Son gritos en el cielo, y en la tierra son actos.

(Gabriel Celaya)
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Instrucciones de uso.

La plantilla de este blog, como creo que no sería seguramente necesario explicar, tiene dos columnas independientes. La de la Izquierda, más ancha, con entradas, textos e imagenes, propias. Y la de la derecha, más estrecha, asimismo independiente aunque textos e imágenes de una y otra puedan coincidir a la misma altura en la pantalla.
Por lo demás se use y ojalá se abuse en el mejor sentido. Se admiten todos los comentarios y críticas. Significará que los poemas, textos o imágenes habrán podido sugerir algo positivo al visitante o lector.
¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨
¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨

miércoles, 2 de octubre de 2013

 
 
 Fanny
 

                                                                          




                                                                                                (A Fanny Vlaminck)
 
Corre el ochenta y tres y el mes de Marzo;
he tenido hace días un sueño entristecido
de nevadas cimas y un viento desolado y repentino.
Hoy leo en las noticias que un accidente aéreo
ha ocurrido en el vuelo de Patna a Katmandú.
Georges Remy iba en él, era Hergé,
el padre de Tintín, tal vez Tintín él mismo
-parcequ’on a dit que Hergé c‘etait Tintín lui méme-
 
Hace tiempo la vida le trajo un sueño blanco
y soñó que volvía al tiempo ya perdido de juventud
y un beso emocionante se posaba en sus  labios.
 
Ella entraba feliz en los estudios
y ocupaba su mesa que habitaban intensos 
los colores  del gouache y la acuarela,
los azules del jersey de Tintín y el capitán Haddock
y las sombras sutiles de la nieve caída
en las cumbres del Tibet.
Era solo su risa y su esperanza lo único
que empujaba a Tintín a seguir en la búsqueda
de una caída estrella misteriosa.
Era ella misma la que estaba perdida
en las cimas heladas de los sueños más bellos,
ella, la ensoñación sobre la flor de un loto azul.
Tintín , Haddock, Milú, todos le habían dado
su corazón y lo sabía.
 
En Moulinsart la lluvia hoy se abate con fuerza
y el suelo se ha poblado de las hojas ya secas
de un desabrido otoño. Quizá Nestor consiga
traernos un paraguas cuando ya haya escampado
pero un tiempo implacable de soledad y viento
batirá inclemente el fermentado humus
de la risa y los besos caídos en la tierra.
 
Y ahora que este infecundo estío ha marchitado
las flores  de la última primavera
que  Peggy Alcazar impuso su gesto desabrido
y Bianca Castafiore ya no ríe al verse
tan bella en este espejo. Ahora que han vuelto al mar
sus besos y su nombre se borra en las sendas ocultas
donde mis pasos antes la seguían,
 y ahora que la playa se ha quedado desierta, 
desolado y violeta el crepúsculo oscuro se oye
con la nostalgia extraña de una música zíngara.
 
Quizá ella aún pueda arrojar su bufanda
amarilla al vacío, que se quede prendida
entre el risco escarpado y se vea a lo lejos
y sepa que me llama, que necesita al fin que la rescate
del tedio abominable de los días.
 
Como un diamante oculto en la imagen tallada
de un extraño fetiche con una oreja rota,
como el tesoro antiguo que escondió en un enigma
el cruel Rackham el Rojo, como Tchang secuestrado
por el Migú en las cumbres  ignoradas del Tibet,
ahora lejana, Fanny!

Pero no, Hergé no ha muerto!
Hay un superviviente   en el vuelo abatido                                            
de Patna a Katmandú, el vuelo 714
secuestrado a Pulao Pulao Bompa.
Hergé, Tintín y yo iremos a buscarla,
volverá nuestro abrazo y un beso emocionante
a cruzarse en sus labios unidos a los nuestros,
y ya no habrá final para nuestra aventura.

 Regresarán sus besos y su nombre, 
será otra vez el mar cantando en las rompientes
 acariciando la arena de la playa
y habrá en el corazón un Arco Iris
por la lluvia  y el frío de su ausencia
y el sol de la esperanza de  que regrese un día.

1 comentario:

Amilcar Blanco dijo...

Nosotros a veces soñamos o tenemos pesadillas que incluyen nuestro futuro porque se abren a las posibilidades todavía no ejercidas hacia las que nos movemos. Y elegimos una u otra. Las de los accidentes azarosos se relacionan menos o nada con nuestra voluntad y mucho con nuestros miedos. Durante la vigilia mantenemos a raya a ese perro cancerbero. En tu poema hay una confabulación entre el accidente desdichado y prefigurado oniricamente y la esperanza en su latitud más pura. Me ha gustado mucho. He conocido tu blog por mediación de Mayte Dalianegra y te invito al mío. Un abrazo.